Navidad con o sin excesos, ¡tú elijes!

publicado en: Sin categoría | 0

Se acerca, ya está ahí. La vemos, la olemos, la sentimos…la Navidad está a pocos días de hacerse oficial y seguro que muchos de los que estáis leyendo este post estáis algo inquietos por lo que os deparan estos días en cuanto a la alimentación.

Probablemente estéis pensando que es imposible no coger algún kg de más con todas las comilonas y sobremesas que nos esperan, pero creedme cuando os digo que hay muchas cosas que podemos hacer para prevenirlo.  Es importante que seamos conscientes de que no se tratan solamente de 5 días de celebración (Nochebuena, Navidad, nochevieja, año nuevo y Reyes) sino de esos días más las comidas o cenas de empresa, con amigos del colegio, con amigos de verano, con de amigos de la vida, etc.

Es por ello, que aquí os indico una serie de consejos, los cuales me he aplicado personalmente años anteriores y me han funcionado bastante bien. Sí que es cierto que para poder aplicároslos debéis esforzaros, ya que, no es fácil resistirse día tras día a las tentaciones navideñas.

  1. Probablemente como entrantes tengamos varias opciones a escoger, por ello es recomendable que nos decantemos por un consomé o ensalada, ya que, el consumo de líquido (consomé) y fibra (ensalada) produce un efecto saciante en nuestro cuerpo que ayudara a evitar sobrepasarnos con los segundos y los postres.
  2. En caso de que seas tú el cocinero, es importante que cocines y prepares la cantidad de alimentos que se van a consumir el día de la celebración, evitando cocinar en grandes cantidades, ya que, en este caso esas preparaciones seguirán en casa durante días e incluso semanas.
  3. Si los entrantes y platos que nos han preparado son muy apetitosos y sabemos que queremos probarlos todos, debemos de ser comedidos y servirnos poca cantidad y no repetir, sino, escoge de todo lo que haya un par de cosas y sírvete un poco más de ellas.
  4. Los dulces navideños son algo que nos vamos a encontrar tanto en los eventos puntuales que tengamos como el resto de días, de hecho, probablemente estén en los supermercados hasta febrero. Esto no implica que tengamos que comer siempre que tengamos una comida/cena/reunión dulces, del mismo modo que tampoco debemos pegarnos un atracón un día. Nadie dice que no tomes pero sí que no abuses, ya que, es puro azúcar lo que estas tomando y eso no es nada recomendable en la alimentación.
  5. Es fundamental que no comamos con ansia y engullendo. Debemos de comer despacio y masticando bien los alimentos para que aumente la sensación de saciedad y mejore la digestión.
  6. Los días que no tengamos ninguna comida o cena, debemos de tratar de comer lo más saludable posible para compensar.
  7. Evitamos en la medida de lo posible el consumo de fritos, rebozados, salsas, bebidas azucaradas, alcohol, turrones, bombones, polvorones… No es necesario que los consumamos en todas las comidas o cenas que tengamos estas fiestas.
  8. No olvidemos hacer ejercicio físico para compensar esos posibles excesos. Además, es importante que aparte de hacer ejercicio físico tipo recreativo, las gestiones y compras que tengamos que hacer las hagamos en la medida que podamos andando, evitando el uso del coche.

Podría seguir dando pautas y consejos, pero estos son los que más destaco. De modo que, como he dicho al principio, es muy importante que nos esforcemos y tengamos capacidad de decisión. Nadie ha dicho que sea fácil pero querer es poder, de modo que a disfrutar de estas fiestas navideñas con moderación en cuanto a la alimentación.

 

Dejar una opinión

*