Readaptación tras una lesión

publicado en: Actividad Física, Consejos | 0

Seguramente, todos los que habéis sufrido una lesión, sea cual sea su origen, habéis pasado después por una etapa de incertidumbre y dudas: ¿y ahora qué hago? ¿Cuándo vuelvo a entrenar? ¿Será malo que siga corriendo? Es en este momento en el que entra en juego la recuperación funcional y la readaptación deportiva. En este post os indicaremos los pasos a seguir en la readaptación después de una lesión para volver a hacer deporte de una forma segura y eficaz.

En primer lugar, aclararemos conceptos. La recuperación funcional es la parte en la que el deportista entrenará para restablecer la función normal del aparto locomotor, neuromuscular y cardiopulmonar. Esta parte se desarrolla en un ámbito más clínico (médico-fisioterapeuta).

Por otra parte, la readaptación deportiva es el proceso por el que el deportista recupera las cualidades físicas necesarias para volver a practicar deporte y/o competir. Esta parte es tarea del readaptador deportivo, cuya función es devolver al deportista los patrones físico-motores que le permitan volver al deporte.

 

readaptación de lesiones

 

Fases de la readaptación deportiva

Tras sufrir una lesión, destacaremos cuatro grandes fases en el proceso de readaptación y que es importante ir cumpliendo en los plazos establecidos por fisioterapeutas y entrenadores, es decir, no dar pasos en falso para evitar recaídas que puedan alargar la vuelta a los entrenamientos y a la competición.

“Es importante ir cumpliendo los plazos establecidos por fisios y entrenadores para evitar recaídas”

  • Fase de aproximación: En esta primera se realizará un trabajo genérico, tratando de mantener la condición física de las estructuras no lesionadas y evitando la pérdida funcional de la estructura que sí lo está. Por ejemplo en una rotura de biceps femoral, esta parte se centraría en reducir la inflamación y el dolor a través de la fisioterapia.

Fisioterapia

  • Fase de orientación: En esta  parte intentaremos incrementar la condición física general y de manera específica, comenzar el fortalecimiento de la estructura afectada. Siguiendo el ejemplo anterior, ahora pasaríamos a movilizar la zona, fortalecer el biceps femoral con isométricos, bicicleta y a hacer ejercicios de estabilización lumbo-pélvica.

 

readaptación de lesiones

 

  • Fase de pre-optimización: Esta fase está orientada casi en su totalidad a mejorar la funcionalidad motora de la zona lesionada. En nuestro ejemplo, ya buscaríamos incrementar la intensidad del entrenamiento de fuerza con concénctricos y excéntricos de isquios, junto con carrera y trabajo de core más intenso.
  • Fase de optimización: última fase de la readaptación, vuelta a los entrenamientos haciendo los últimos ajustes en la lesión. Vuelta al deporte que se realice controlando en las primeras sesiones los movimientos que tengan alta exigencia excéntrica en la musculatura.

Vuelta a entrenar

La vuelta a los entrenamientos debe realizarse poco a poco, cumpliendo pequeños objetivos que nos lleven a recuperarnos completamente. Desde el equipo de fisioterapeutas y readaptadores de Sanus Vitae, te animamos, sin más, si estás lesionado, porque así no vas a estar siempre. También te animamos a que hagas un proceso de recuperación completo y seguro, para evitar recaer y volver con garantías a hacer deporte.

Jesús Alarcón
Readaptador de Sanus Vitae

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.