10 Puntos para para que a un deportista amateur no le pueda la ansiedad en un triatlón

publicado en: Actividad Física | 2

Muchas horas de bicicleta, duros entrenamientos de carrera, gran cantidad de metros en el agua, alimentación a rajatabla, sacrificar algunos placeres de la vida diaria, y el día de la competición…pluf! Petamos.

¿Que ha pasado? La ansiedad se apoderó de nosotros.

A muchos deportistas de nivel amateur, como atletas, futbolistas, triatletas y ciclistas entre otros, al no estar habituados a la competición puede superarles mentalmente la situación y crean un estado de ansiedad en el cual no rindan adecuadamente.

¿Como podemos evitar que esa temible ansiedad se apodere de nosotros?

1- Fíjate metas realistas. No todo el mundo está preparado para realizar un Ironman, un Half o una Maratón. Vamos peldaño a peldaño según nuestras posibilidades. Un triatlón supersprint, una carrera popular de 5.000m o una travesía en el mar de distancias reducidas son el sitio ideal para debutar.

2- Compite. Si en los entrenamientos ves que tu ritmo es bueno, tienes fuerza y te sientes bien pero en las competiciones las sensaciones son totalmente las contrarias, la solución es competir. El miedo escénico se entrena, cuanto más compitas más fácilmente te aclimatarás a ese estado de tensión competitivo.

3- Lleva un ritmo que puedas seguir. Toma referencias reales y no te guíes por sensaciones. Lo ideal es realizar el segundo tramo de la competición más rápido que el primero.

4- Si es una de tus primeras competiciones, trata de acabar con ganas de más. Conseguirás «picarte» contigo mismo para continuar entrenando y no terminarás tan exhausto como para aborrecer el deporte.

5- En un triatlón o en una travesía de natación colócate a un lado o por detrás. Si te dispones en los primeros sitios seguramente te agobies de verte rodeado de tanta gente, de los codazos y del ritmo.

6- Que te acompañe gente de tu alrededor. Si vas justo de energías, esos gritos de ánimo serán una inyección de moral muy favorable.

7- Prepara el material con tiempo. Las prisas no son buenas consejeras y menos el día de una competición. Si te falta algo de material o no lo has revisado correctamente lo más fácil es que algo falle y los nervios se apoderen de ti.

8- Visualiza las transiciones. Esto también se entrena, tanto física como mentalmente. Vídeos en internet, competiciones en vivo…

9- Comparte vivencias con los otros deportistas. Antes de empezar, en foros, con amigos…siempre es un buen momento para compartir y disfrutar las sensaciones del deporte, además siempre podrás recibir algún consejo positivo y ponerlo en práctica.

10- La presión no existe. Te la pones tu mismo, estás aquí para disfrutar, te has esforzado, has entrenado duro  y esta es tu hora, céntrate en disfrutar.

Y ahora, ¡A por todas!

Rubén Gadea Mira

Preparador Físico en Sanus Vitae

2 Respuestas

  1. toni

    Muy bueno el articulo…como comentais lo mejor es marcarse metas e ir como digo siempre en mi blog….ser progresivo….super importante y no pretender conseguir buenas marcas…simplemente ser finisher y superarse a uno mismo…..que somos simples aficionados que nos gusta disfrutar de nuestro deporte favorito…….!!! IF YOU CAN…….si puedes…….puedes…….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.