Desayuno, ¿es una ingesta indispensable? Resolvemos tus dudas

publicado en: Nutrición, Sin categoría | 0

Es muy probable que en mas de una ocasión hayas escuchado las tan míticas frases de «el desayuno es la comida más importante del día», «es importante desayunar para rendir mejor», «solo si desayunas afrontaras mejor el día» y la famosa frase de «el desayuno ayuda a bajar de peso».

Pues bien, aunque durante mucho tiempo hayamos escuchado estas frases simplonas no significa que sean reales. El desayuno NO es determinante ni imprescindible como nos han hecho creer siempre. NO se trata de la comida más importante del día por el simple hecho de ser la primera (esto deja en muy mal lugar a las siguientes ingestas). Lo realmente importante es llevar a cabo una buena selección de alimentos saludables en función de las necesidades de cada uno.

Además, NO existe ninguna evidencia científica que afirme que desayunar o no, afecte al rendimiento cognitivo. Del mismo modo que según afirma Chowdhury «El desayuno no parece estar relacionado con el control del peso corporal. No por saltarte el desayuno, ganarás o perderás peso».

Desayuno
Desayuno

¿Entonces que hacemos? ¿Desayunamos o no desayunamos?

Como les digo a mis pacientes en consulta:

  1. Si tu desayuno consiste en un vaso de leche con Cola-Cao, Nesquick y azúcar, acompañado de galletas, bollitos blandos para mojar (tipo croissants, magdalenas, sobaditos…) o cereales no saludables, mi recomendación es que NO desayunes. No se trata de una opción saludable y estos procesados que la industria alimentaria vende como indispensables y estupendos para empezar el día con energía lo único que de verdad te van a ocasionar son consecuencias negativas para tu salud.
  2. Si tienes costumbre de desayunar y además te gusta, adelante, pero hazlo siempre con alimentos saludables. Puedes incluir lácteos (leche, kéfir, yogur natural, requesón…) y/o bebida vegetal. También puedes incorporar fruta, frutos secos naturales, cereales integrales sin azúcar (copos de avena, copos inflados al natural, muesli…) o tostadas de pan integral con aceite y sal. Recuerda que las cosas hay que hacerlas bien y si desayunas, esta es la línea que deberías seguir.
  3. Por último, si eres de aquellas personas que cuando se levantan no tiene nada de hambre, no pasa absolutamente nada, ya comerás conforme avance el día. Es preferible que no comas nada a tomar cualquier cosa rápida y procesada como las que he comentado antes.

¿Estáis de acuerdo? ¿Que pensáis al respecto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.