Experiencias de un trailrunner

publicado en: Sin categoría | 0

Ocho meses llevamos de año y ¡ha pasada un mundo! posiblemente sea el año que más cambios me va a deparar en mi vida, esperemos que todos para bien, por lo que se está haciendo más largo de lo habitual. Así pues este mes de agosto era de ley para y descansar, además, me lo pedía el cuerpo. El principio de temporada fue intensa y bastante dura con la Maratón de les Valls d’Aneu (45K 3400+) como guinda, que sin duda, me llevó al límite pidiendo mi cuerpo una tregua que gustosamente le he dado.


suc2

Hay que saber escucharnos, esto de correr espero que no sea una moda pasajera y para ello tenemos que preocuparnos por cuidar nuestra maquinaría para que nos dure lo máximo posible. Hay que saber volar y cuidarse las alas, de nada sirve arrancar muy fuerte y acabar quemándoselas. Así pues, ha sido un veranito con pocas vacaciones pero con algunos caprichos que me han regalado 4 kilitos de más y una carretilla de pereza. En septiembre sin duda uno de los handicaps será volver a seguir una rutina intensa y sobretodo volver a controlar la alimentación para ponerse otra vez en un peso competitivo. A esto le vamos a sumar el cada vez más escaso y preciado tiempo, conjugar vida familiar y entrenos se convierte en un Tente que hay que montar día a día para que salgan las cuentas.

 

Ser un “Runner de bien” no sale gratis, vamos a tener que buscar un extra de motivación que nos impulse a volver a la rutina. Un reto que sea lo suficientemente atractivo como para volver a darle cera a las zapas, así que dándole vueltas he decidido volver a preparar una prueba de asfalto, esta vez la Media Maratón de Valencia y bajar el crono por debajo de 1:25. Esto implica llevar un ritmo por debajo de 4min/km volviendo a aquellos 40SUB40 pero esta vez en 21 kilómetros.

suc

 

Para conseguir este objetivo contaremos, como no podría ser de otra manera, de la inestimable ayuda del equipo de Sanus Vitae y de Haruki en particular quien guiará mis pasos a lo largo de las siete semanas que dedicaremos a esta carrera. No será fácil pero si todo sale bien la recompensa valdrá la pena. Sin duda alguna, esta vez será mucho más crucial tener un equipo que gestione mis entrenos, ajustando horarios y sesiones para que sea lo menos “traumático” posible. Estos meses ya he llevado loco a Haruki con mis constantes cambios de horario, de sesiones o de tipo de entreno y en todas ellas ha tenido una respuesta adecuado a lo que necesitaba. 

Nos vemos pues ahora en el reto #MM85 os iré informando de los detalles, los logros y las penurias de un #runnerquetepario en busca de un RETO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.