¿Qué es el bath cooking?

publicado en: Consejos, Nutrición | 0

¿Habéis oído hablar del bath cooking? ¿Lo habéis visto en redes sociales y no tenéis ni idea de lo que es? Pues os vamos a explicar la nueva forma para organizar toda tu semana.

El batch cooking es lo que toda la vida se ha llamado “cocinar el domingo”. Es una forma preparar las comidas de la semana en varias horas para poder ahorrar tiempo el resto de días. Para ello, tenemos que crear una planificación semanal para a partir de ahí, poder cocinar los alimentos. 

Planificación

La idea es buscar un día que puedas comprar y que tengas varias horas libres, de tal forma que después de comprar todo lo que necesitas en el día, pases de 2 a 4 horas cocinando todos los alimentos para dejarlos almacenados e ir consumiéndolos durante la semana.

No entremos en pánico, serán varias horas de dedicarle tiempo a los fogones, pero luego ese tiempo lo recuperarás entre semana.

Es importante saber qué tipos de alimentos puedes guardar cocinados en la nevera. Carnes y pescados es mejor hacerlos al momento (además de que son más rápidos de hacer que otros más laboriosos) para evitar cualquier contaminación.

De la misma forma, es importante también aprovechar el tiempo que necesitan varias preparaciones para cocinarse, realizando otro tipo de guisos. La frase clave sería optimizar el tiempo que dedicas a cocinar. Igualmente, hay que cocinar varias raciones, ya que a posteriori podemos utilizar la misma preparación para hacer diferentes recetas.

Para que lo veáis más claro, vamos a poner un ejemplo de lo que sería hacer bath cooking. Manos a la obra!

Ejemplo de bath cooking

En este caso os vamos a proponer las preparaciones y luego las distribuiremos durante la semana. Además, tendremos varias preparaciones como ración individual y algunas como base de platos, para añadir lo que apetezca en el momento

Para empezar, cortaremos verduras que nos servirán de acompañamiento a carnes, pescados o tortillas. Por ejemplo podemos cortar berenjena, brócoli, espárragos y pimientos. Lo ponemos todo en el horno y también podemos hacer a la vez unos champiñones rellenos de jamón. Ya tenemos el horno ocupado.

En una sartén, podemos poner pimiento, calabacín, cebolla y tomate triturado y hacer un pisto para acompañar platos. Sartén ocupada.

Ahora, en una olla, pondremos a hacer unas lentejas con varias verduras. Hacemos una buena olla, para que podamos congelar varios tuppers. Podemos poner también otra olla con arroz o pasta para acompañar los platos. Con las ollas también ocupada, pasamos a cocinar los desayunos y meriendas.

Para desayunar podemos hacernos tortitas, que aguantan muy bien en el frigorífico. Hacemos una buena cantidad y así podemos ir cogiendo varios días.

Para almorzar, podemos congelarnos 2-4 bocadillos integrales de jamón y queso, y dejarlos ya empaquetados en el congelador.

Y con todo esto nos organizamos un menú semanal:

Lunes

Martes

Miércoles

Jueves

Viernes

Desayuno

Tortitas

Tortitas

Yogur + fruta

Tortitas

Yogur + fruta

Almuerzo

Fruta + frutos secos

Bocadillo

Bocadillo

Fruta + frutos secos

Bocadillo

Comida

Lentejas

Ensalada + tortilla de espárragos + arroz

Lentejas

Filete de ternera con pimientos + arroz

Arroz con pisto y 2 huevos a la plancha

Cena

Champiñones rellenos de jamón + Pechuga de pollo

Salmón con pisto

Ensalada + revuelto de brócoli con pisto

Berenjena con ajos y almendras + Lomo de atún

Esperamos que uséis estos trucos en casa y ahorréis tiempo durante vuestra semana. Y si necesitáis más asesoramiento nutricional, no dudéis en consultar con nosotros.

Ana Polo
Dietista-nutricionista de Sanus Vitae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.