Triatlón, gripe y paracetamol

Todo el invierno entrenando con objetivos y ganas, muchas ganas. Cuando llega la primavera sientes que la ilusión aumenta, los retos están cada vez más cerca y la temporada de triatlón no tardará en abrir.

11039198_10152733085990812_3184404434995717297_o

De cara al triatlón media distancia de Sagunto-Canet del próximo 9 de mayo, me planteé una serie de competiciones para ir activando el cuerpo y pulir errores. Así que el domingo 19 de abril me lancé al triatlón de Benidorm en distancia Olímpica ( 1.5-40-10) organizado por TriWhite. Fue fatal, así de rápido y fácil lo puedo resumir. A falta de tres días para competir, caí enferma. Cogí un gripazo de esos que una vez al año te toca sufrir por ley, vaya. No voy a entrar en detalles pero el mismo sábado por la noche, antes de la competición, tenía una voz de camionero difícil de escuchar.

La previa

10463808_10152733084250812_1000872438217446608_o

Apurando el sábado como la que más y llegando a Benidorm a última hora. El clima acompaña aunque mi gripazo no. Nos reunimos con un grupo de amigos, ellos también competían. Cenamos tarde, a eso de las 11:00h. y hasta la 1 de la mañana no me metía en la cama. Sabía que no iba a descansar nada, no por los nervios que apenas tenía, sino porque llevaba tres noches seguidas con tos y, efectivamente, esa noche no iba a ser menos. A las 8:00h era la salida del triatlón, así que intenté permanecer tapada y en cama el máximo tiempo posible. Aun así a las 6:15h, y de nuevo apurando, suena el despertador. Desayuno exprés, antibióticos y preparación. 

La carrera

11039835_10152733084485812_1389440943083511073_o

Swim 

Nos dirigimos a la zona de salida, yo aún tenía que recoger dorsales, chip, entrar en boxes y demás. Dejo todo listo.

 

En la salida de boxes estaba Samu esperándome. Me ayudó a ponerme el neopreno y meter la trenza dentro del gorro. Me unté el cuello y axilas de vaselina para evitar rozaduras.

IMG_8226-2Vamos viendo cómo los participantes se dirigen hacia la orilla. Algunos se meten en el agua, así que decido hacer lo mismo. A pocos minutos de empezar nos avisan que la primera salida será la de las chicas y que 10 minutos después, saldrán los chicos. Vaya gracia. Primer triatlón de la temporada y la primera en tocar el agua. Hay que hacerlo. Me despido de Samu y de unos cuantos amigos que estaban por la zona. Entre las 15 chicas hay miradas y sonrisas tímidas. Al final rompo el hielo y nos hacemos gritar “¡ vamos chicas!”. Nos aplaudimos y sonreímos sin timidez.

 

Pistoletazo de salida y al agua patos.  Por delante me esperan 1.500 metros de natación y dos vueltas al circuito de 750m.

IMG_8135-2En la primera recta y hasta llegar a la boya grande quise abandonar. Me agobié y me dio la tos. El agua estaba fría, tenía los pies helados. Sentía que no avanzaba. Sería por el neopreno y la falta de costumbre. Intento sacar la cabeza y veo que voy en el pelotón de las primeras. Lo malo es que pronto sabría que me quedaría atrás. Mis sensaciones eran pésimas, apenas tenía fuerzas para dar las brazadas. En esos momentos piensas en lo que viene delante, que todavía me queda otra vuelta más, subir a la bici y correr. Sabía que me quedaban 3 horas de deporte por delante y eso, me agobiaba un poco más. 

Te calmas, ves las piraguas de la organización y sabes que no te puede pasar nada. Como mucho un par de medusas esquivables. Consigo salir del agua y lo hago tosiendo y con mucha mucosidad. Entro de nuevo y a por la segunda vuelta. Ahí pienso que los hombres no tardarán en cogernos. Efectivamente, en mitad de la segunda vuelta noto cómo me tocan los pies sin ningún tipo de compasión, la élite es otro rollo y lo pude presenciar. Salgo del agua y directa a la transición.

 

Bike

Preparo todo y me subo a pedalear. ¡H****! La primera en la frente. Repecho hacia arriba  nada más salir. Segunda gracia del día. Nada, cero fuerzas en el cuerpo. Me alimento, bebo mucho pero las sensaciones encima de la bici eran nulas. No entendía que pasaba. Vi a Samu y me dijo que era normal, que estaba mala y que me centrase en pedalear poco a poco. Así lo hice durante 40km y un circuito de 7 vueltas con un rompe piernas importante. Encima de la bici quise abandonar en tres ocasiones.  Cuando haces 4 vueltas sabes que ya no puedes parar, queda menos de la mitad y acabas.


IMG_8314Eso sí, la última vuelta sabe a gloria bendita. 

Entro a la transición, me calzo las Nike y tiro a correr.

Run

Por delante me esperan 10 kilómetros de carrera a pie y 4 vueltas al circuito. El sol picaba.

IMG_8526Durante la carrera me crucé con casi 200 triatletas y un público activo que animaba en todo momento. Eso se agradece tanto que hasta sonríes corriendo. Los avituallamientos los utilizaba para echarme el agua por encima. 

 

Estaba expuesta a un mareo asegurado.

El domingo se me olvidaron los tiempos, no quise reloj.

La última recta es vida. 
11039198_10152733085990812_3184404434995717297_o




Llegué que era lo importante, sin fuerzas y mareada pero lo terminé.

No tenía voz, la afonía era total.

 

Para quien quiera tiempos:  3h42´

Entrené la cabeza y no abandonar.

IMG_8574El día 9 de Mayo, en Canet, más y mejor.

Inma.G

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.