Control de pensamiento: ¿cómo le hablo a mi cabecita?

En este artículo pretendemos poner atención en el pensamiento, en concreto en el control del pensamiento. ¿Cuál es el más recurrente en tu cabeza? ¿Cómo está formulado? ¿Te sirve cuando estás entrenando o compitiendo?

Después de leer lo que viene, debes ser capaz de contestar a estas preguntas, o al menos, de querer hacerlo.

El rendimiento óptimo no solo buenas habilidades y conocimientos

Para obtener un buen desempeño es imprescindible que os visualicéis haciéndolo. Muchas veces las dificultades del desempeño no están en la falta de habilidades o conocimientos, si no en la visualización de un desempeño negativo. Si os visualizáis fracasando, cometiendo errores, tartamudeando o siendo torpes en la ejecución, difícilmente lograréis vuestros objetivos. Para que eso no sea lo habitual, hay que aprender a dominar esos pensamientos o imágenes. Si no, podría determinar situaciones de profecía autocumplida: cuando imaginais algo negativo tantas veces y con tanto detalle que sin querer os conducís hasta ahí, y termina saliendo mal.

La profecía autocumplida es una afirmación que una vez hecha, es en sí misma la causa de que se haga realidad

En la competición deportiva se enfrentan situaciones con una elevada carga de estrés, es por eso que, hay que estar preparado. Las técnicas de control de pensamiento son de gran ayuda para un montón de situaciones de desempeño.

¿Cuáles son las ventajas de tener el control del pensamiento?

La práctica en el control de los pensamientos, en ocasiones incapacitantes, contribuye a incrementar la motivación, construir una imagen propia positiva, aumentar la confianza, disminuir la ansiedad y mejorar el desempeño en competición. Y no solo eso, también mejora el ámbito laboral y social. Porque una vez entrenado, se puede extrapolar a otros ámbitos.

En carrera el diálogo interno es ineludible. Digo en carrera como podría decir conduciendo, trabajando o incluso cuando hablamos con otras personas. En nuestra cabeza empieza una conversación simultánea a la práctica de cualquier actividad, que bien conducida nos puede servir como facilitador del desempeño. Es decir, si formulamos las oraciones de forma sencilla y en positivo será mucho más probable el éxito. Si formamos imágenes con determinación y optimismo, estaremos más cerca de lograr aquello que nos hemos propuesto.

Las técnicas más socorridas para el entrenamiento en control de pensamiento

Hay una serie de herramientas que bien trabajadas han demostrado ser muy útiles a la hora de tener el control del pensamiento:

  1. Control del autodiálogo: generar una serie de mensajes positivos y de éxito dirigidos a nuestro desempeño. Lo solemos utilizar siempre,pero en negativo. Pues bien ¡es hora de invertirlo! Adrede y forzando, solo al principio. Luego estaremos tan acostumbrados que no será necesario forzar. Para ello hay que detectar primero la serie de pensamientos negativos para luego poder sustituirlos.
  2. Respiración/relajación/meditación: cualquiera de éstas técnicas ayuda a la concentración, a la focalización y a la disminución de la ansiedad. Todo lo anterior contribuye positivamente en el control del pensamiento. Pone al organismo en las mejores condiciones para llevar a cabo el mejor de los desempeños a la vez que llena la cabeza de buenas sensaciones. Practicarlo con regularidad aporta un gran control mental.
  3. Visualización: verse a uno mismo llevando a cabo todas las acciones necesarias para un desempeño óptimo ayuda a creerse capaz y también da información de qué hay que hacer para conseguirlo. Es un ensayo mental que queda grabado para luego llevarlo a la práctica. Se debe hacer con la ayuda de un profesional.
  4. Ensoñaciones: ¿quién no las tiene? ¿quién no se queda en la parra? Esta técnica, más centrada en los resultados, nos lleva directamente a vernos cuando ya hemos conseguido el éxito. Imaginar el escenario concreto obteniendo buenos resultados, reconocimiento o victoria.

Practicando ejercicios sencillos se puede llegar a tener un control brutal de las cosas que nos decimos a nosotros mismos. Si os interesa saber más, éste es mi mail: vickycervera@sanusvitae.es

Vicky Cervera
Psicóloga en Sanus Vitae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.